EEL

Nuestros alumnos - Juan Pedro Rivas Román

Juan Pedro Rivas Román

Ha sido una oportunidad de aprendizaje sobre mí mismo y una fuente de enriquecimiento personal.


El curso de Inteligencia Emocional me ha proporcionado herramientas para
poder gestionar mejor mis emociones y ser más consciente de vivir el momento
presente, dejando de lado preocupaciones que aún no se han producido y
aprendiendo a vivir con más plenitud.


Me defino como una persona tranquila y paciente. Mis pasiones son el
deporte, salir con mis amigos y la selección de personas como trabajo.


 


·¿De qué forma estas aplicando lo aprendido en tu
día a día?
Trato de vivir más el presente y cortar con los pensamientos
negativos que tengo ya que, después de estudiar el contenido del curso, soy más
consciente de ellos.


·¿Qué ha supuesto para ti formarte con Escuela
Europea de Líderes?
Ha sido una oportunidad de aprendizaje sobre mí mismo y una
fuente de enriquecimiento personal.


·¿Qué ha sido lo mejor de estos meses de estudio y
practica?
Las lecturas sobre los libros que me han hecho reflexionar y aprender
más sobre mi forma de pensar y comportarme, además de los ejercicios que me han
permitido llevar estos conocimientos a la práctica.

    Más testimonios de alumnos

  • Hernan Biava

    Hernan Biava

    Doctor en Quimica y periodista científico

    Berlin

    Hernan Biava

    "Gracias a todo lo aprendido en la Escuela Europea de Líderes no sólo he perfeccionado mis estrategias de enseñanza de las ciencias con mis alumnos sino que además he podido expandir mi ámbito de acción laboral asistiendo ahora a otros colegas docentes y científicos a progresar y desarrollarse en sus profesiones. "


    Mi nombre es Hernán Biava, soy doctor en química, docente-coach y periodista científico. Por cuestiones familiares y laborales, reparto mi tiempo entre mi Argentina natal, Alemania y los Estados Unidos.

     

    Me apasionan el conocimiento y la educación, tanto en su aspecto cognitivo como social y emocional. Me gusta estudiar la naturaleza, explorar el mundo y aprender de las diversas culturas, sus idiomas, y promover el autoconocimiento.

     

    Si bien tengo una exitosa carrera académica como científico y docente universitario, he ampliado mi formación profesional de acuerdo a mi pasión por la educación integral del ser humano, añadiendo las emociones al aprendizaje y ayudando a los estudiantes a conocerse mejor y descubrir sus propias pasiones.

     

    Por este motivo, he decidido formarme como coach educativo y esta ha sido una experiencia muy enriquecedora, personal y profesionalmente.

     

    Gracias a todo lo aprendido en la Escuela Europea de Líderes no sólo he perfeccionado mis estrategias de enseñanza de las ciencias con mis alumnos sino que además he podido expandir mi ámbito de acción laboral asistiendo ahora a otros colegas docentes y científicos a progresar y desarrollarse en sus profesiones.

     

    Creo que la aplicación del coaching en el ámbito educativo puede realmente transformar nuestra manera de concebir el proceso de aprendizaje y ayudar a que nuestros jóvenes crezcan con las aptitudes cognitivas, emocionales y relacionales que le serán de invaluable ayuda no sólo durante su formación académica sino además para el resto de sus vidas.

  • David García Alcaraz

    David García Alcaraz

    Ingeniero Técnico Industrial

    Jerez de la Frontera

    David García Alcaraz

    "La certificación en coaching me ha permitido desarrollar y articular una amplia variedad de herramientas especializadas para acompañar a una persona a alcanzar sus metas y para optimizar el funcionamiento de empresas y grupos."


    Mi nombre es David García Alcaraz, tengo 39 años y vivo en Jerez de la Frontera, aunque nací en Cádiz capital.

     

    A día de hoy soy co-propietario y gerente de un centro de servicios de psicología sanitaria y naturopatía.

     

    Actualmente y, gracias a la certificación, hemos ampliado nuestra cartera de servicios, encargándome yo personalmente del servicio de coaching personal y empresarial.

     



    Estoy titulado como Ingeniero Técnico Industrial y estuve trabajando durante varios años en este área, pero llegó un momento en el que me di cuenta que no era feliz con este trabajo: lo que realmente me hacía feliz era el trato con las personas.

     

    Cambié gradualmente de profesión y estudié Osteopatía para construir años después el centro sanitario que tengo ahora. Mi propia praxis me llevó a interesarme por técnicas de liberación somatoemocional, el estudio de la mente y de las emociones.

     

    Tras un accidente que me impidió seguir trabajando como osteópata, descubrí el maravilloso mundo del coaching, disciplina a lo cual ahora me dedico exclusivamente de cara al público gracias a la certificación.

    Me defino como alguien con ganas de aprender, y no me refiero a recibir información. Lo que realmente me interesa es asimilar y experimentar aquello que estoy aprendiendo. Más que información, yo lo que quiero es transformación.

     

    Respecto a lo que me apasiona, adoro a mi familia, me encanta jugar con mi hijo y estar siempre acompañado por mi mujer. También me gusta mantener un contacto frecuente con la naturaleza y hacer todo lo posible por mantener una vida sana y equilibrada.

     

    Por último y no menos importante, la Meditación, mi fiel compañera y a la que le dedico siempre un buen rato durante el día.


    La certificación en coaching me ha permitido desarrollar y articular una amplia variedad de herramientas especializadas para acompañar a una persona a alcanzar sus metas y para optimizar el funcionamiento de empresas y grupos.

     

    A nivel empresarial y profesional me ha permitido ampliar los servicios que se ofertan en mi centro, y así poder satisfacer la amplia demanda de clientes que quieren cambiar, perfeccionarse, mejorar su eficiencia, llevar a cabo una buena gestión de sus emociones; clientes que quieren simplemente conseguir un objetivo concreto para mejorar sus vidas.

     

    Con el coaching también he sumado un punto de calidad al equipo de trabajo multidisciplinar que formamos.

     

    • ¿David, qué te llevó a formarte como Coach?

    Fue mi propia evolución como persona y como profesional. Tengo muy claro los beneficios del trabajo por objetivos y cómo las creencias personales impiden alcanzar las propias metas. A lo largo de los años trabajando en consulta privada me he dado cuenta del sufrimiento que padecen las personas al no conseguir lo que se proponen.

     

    Convertirme en coach encajaba perfectamente con el servicio que quería ofrecer a esta sociedad.

     

    • ¿De qué forma estas aplicando el Coaching en tu día a día?

    Por supuesto a nivel laboral con los clientes.
    Fuera del ámbito profesional me ha ayudado mucho el abordaje específico en el trato con las personas, el respeto por sus decisiones y en confiar que ellos pueden encontrar sus propias respuestas.

     

    • Dicen muchas personas que existe un antes y un después en el coaching ¿tú has experimentado esta sensación una vez finalizada tu formación?

    Por supuesto que sí. Durante todo el tiempo en la formación he ido actualizando muchos aspectos de mí mismo que me limitaban bastante.

    Las lecturas y los ejercicios me obligaban a profundizar en mis propios obstáculos y a día de hoy, todo ello ha supuesto un cambio importante a nivel de autoconocimiento y autogestión.

    Además, dispongo de herramientas que no solo le sirven a mis clientes sino que también me sirven a mí.

     

    • ¿Qué ha supuesto para ti formarte con Escuela Europea de Líderes?

    Una facilidad de aprendizaje digna de mencionar. La ventaja de hacerlo a tu ritmo y desde cualquier lugar ha sido para mí muy importante.

    Si no fuera por estas condiciones dudo mucho que lo hubiese podido realizar. Durante los meses de formación me han ocurrido asuntos personales que me impidieron seguir durante un tiempo el contenido del mismo y, gracias a no tener que estar con horarios rígidos o plazos de entrega de ejercicios fijos, he podido concluir a tiempo la formación.

     

    • ¿Qué ha sido lo mejor de estos meses de estudio y practica David?

    Descubrir estrategias nuevas y formas de desmoronar las limitaciones de mi propia mente. Era como iluminar los lugares oscuros de mi mente y sentir como la vida es más ligera de lo que frecuentemente solemos percibir. Lo bonito es que sé que esto no se acaba, y que a medida que continúe con mis propios procesos de aprendizaje, mejoraré mi calidad de vida.

    Durante el proceso formativo me motivaba mucho el saber que las mismas herramientas que me ayudaban a crecer a mí, las emplearía luego para ayudar a los demás.

     

    • ¿Cómo pueden contactarte personas interesadas en trabajar contigo como coach?

    A través de mi web (www.davidgalcaraz.com) pueden acceder a todas las vías de contacto: teléfono, dirección postal, email y redes sociales.

    Por supuesto también me pueden contactar a través de la Asociación Internacional de Coaching y Mentoring (AICM).

     

    • ¿Qué le dirías a una persona que está dudando de si formarse o no
    como coach?

    Le diría que es un viaje alucinante hacia uno mismo y que merece la pena, entre otras cosas, por la transformación personal que uno vive.

    Si además de esto le sumamos que es una profesión con mucho futuro y que puedes vivir de ello a largo plazo, yo ni me lo pensaba.

    Por último, y como ya dije anteriormente, el abordaje del coaching en cuanto a no invadir a los demás con tus propias opiniones, te ayuda a mejorar las relaciones interpersonales (de pareja, de amistad, familiares...) y esto te hace la vida más llevadera.

     

    • Por último David ¿Te gustaría compartir con nosotras tu punto de vista sobre la importancia del crecimiento personal?

    Para mí el crecimiento personal es inevitable. Más tarde o más temprano el ser humano comprende que no es feliz, o no se siente del todo completo, si no se actualiza como persona. Poco a poco vamos entendiendo que si desarrollamos ciertas cualidades positivas vamos a disfrutar más de la vida.

    Creo que el ser humano no ha nacido para sufrir y sí para vivir.

     

    Lamentablemente hoy en día muchas personas no viven; solo sobreviven arrastrados por los caprichos de su mente o por la atracción de los placeres de los sentidos, lejos de un control que les permita dosificar y gestionar bien todas sus vivencia.

    El crecimiento personal pasa por darse cuenta que uno no deja nunca de crecer. El ser humano no puede dejar de actuar pero siempre puede mejorar en algo que le haga vivir la vida con más felicidad y armonía.

     

    Claro está, cuanto antes se empiece el camino del desarrollo personal, antes se disfrutará de los beneficios que uno encuentra en dicho camino, como por ejemplo, tener la capacidad de definir lo que a uno le ocurre o lo que le pasa a los demás; mantener relaciones sanas y armoniosas; llevar una vida equilibrada y poder disfrutar de cada momento de la vida; sentirse satisfecho con uno mismo; saber que estamos en el camino correcto, y un largo etcétera.

  • María del Pino de Alcedo

    María del Pino de Alcedo

    Secretaria de dirección

    Valencia

    María del Pino de Alcedo

    "Considero que lo más enriquecedor, de la formación además del trabajo intelectual de aprendizaje, ha sido el crecimiento personal. Me siento profundamente enriquecida"


    Me llamo María del Pino de Alcedo, tengo 44 años recién cumplidos, vivo en La pobla de Vallbona, en Valencia y trabajo como secretaria de dirección desde hace más de 12 años.

     

    Para mí la Certificación en Coaching ha supuesto un viaje hacia mí misma, hacia mi interior, hacia los demás. Ha supuesto un esfuerzo que he visto más que recompensado con todo lo aprendido y estoy orgullosa de haber apostado por realizarlo y haberlo finalizado.

     

    Soy Licenciada en Derecho y ejerzo como Secretaria de Dirección.
    Me defino como tenaz, alegre, responsable, trabajadora y que busca el entusiasmo como motor de vida profesional y personal

     

    Mi pasión principal en este momento, es encontrar un trabajo que me motive todos los días, que me permita ayudar a los demás y seguir aprendiendo de ellos y de mí misma .

     


    Me interesé hace años por el coaching cuando me explicaron en qué consistía y estuve dudando mucho tiempo sobre hacerlo o no, y realmente me he entusiasmado. He aprendido más sobre la relaciones con los demás, sobre cómo pensamos, y sobre todo he aprendido mucho sobre mí misma, mis fortalezas y debilidades, mis puntos fuertes.

     

    Ha sido toda una experiencia de conocimiento personal y de crecimiento.

    Aplico el Coaching en la escucha activa, escuchar atentamente, mirar a la cara y leer entre líneas lo que me están queriendo decir. He aprendido a hacer preguntas importantes en el momento preciso, de forma que si la gente está esperando un consejo, se encuentran con una incitación a la reflexión.

     

    He aprendido a detectar pensamientos irracionales en los demás, aunque me falta experiencia en corregirlos.

     


    • Dicen muchas personas que existe un antes y un después en el Coaching ¿tú has experimentado esta sensación una vez finalizada tu formación?

     

    Si, el viaje interior ha sido tal que para nada puedo considerarme la misma persona que cuando comencé.

     


    • ¿Qué ha supuesto para ti formarte con Escuela Europea de Líderes?

    Ha cubierto mis expectativas. El temario es denso y las prácticas corregidas han sido de vital importancia para desarrollar el temario y encontrar donde debo mejorar.

     


    • ¿Qué ha sido lo mejor de estos meses de estudio y practica María?

    Considero que lo más enriquecedor, además del trabajo intelectual de aprendizaje, ha sido el crecimiento personal. Me siento profundamente enriquecida

     





    • ¿Qué le dirías a una persona que está dudando de si formarse o no como coach?

    Le diría que lo intentara, que no pierde nada, que es una herramienta poderosa para subir cualquier peldaño que se proponga.

     


    • Por último María ¿Te gustaría compartir con nosotras tu punto de vista sobre la importancia del crecimiento personal?

    Pienso que la sociedad actual basada en un ruido constante, en la inmediatez de multitud de imágenes, sonidos, a los que podemos acceder gracias al avance de la tecnología, nos impone unos desafíos como personas, que no todos sabemos solventar.

     

    Pienso que es necesario pararnos atentamente a escuchar lo que nos pide nuestro ser, nuestra consciencia, para alinear nuestros valores internos con el modo de vida que queremos y aquello a lo que nos gustaría llegar. Pienso que cualquier labor de mirar hacia nuestro interior, entendernos, aceptarnos y valorar lo que podemos cambiar nos lleva a otro nivel de relación, no sólo en un plano personal, sino también con los demás.

     

    He aprendido a escuchar a los otros, a entender sus motivaciones, a intentar ayudarles con sus objetivos, o con esos anhelos que quizás no han sabido detectar en un primer instante porque no saben escucharse, o bien porque no tienen tiempo, o bien por exceso de responsabilidad, o incluso por miedo al cambio.

     

    He vivido mi aprendizaje del coaching como un viaje apasionante.